8 pasos para convertirse en un Connoisseur del séptimo arte

por ddanielbee

Alguna vez se ha encontrado rodeado de “conocedores” de cine, y no ha sabido de que hablar ? Si le ha pasado, o sencillamente quiere saber manejar a este tipo de sujetos, sin que piensen que es usted un ignorante del séptimo arte, siga estos simples pasos, y esa época quedará en el pasado.

1. Averigüe quién es David Lynch, y aprenda a mentir acerca de lo que opina de el

Ahora que sabe quien es David Lynch, es necesario que se vea al menos una película. Recomendadas: Blue Velvet, Mulholland Drive, Inland Empire. No entendió nada ? Tranquilícese, es totalmente normal y esperado. Ahora, recuerde siempre lo siguiente: Cualquier sentido que se le encuentre a una película de David Lynch, es el sentido correcto. Ejemplo: “Las cabezas de animales en Inland Empire me remiten mucho a los unicornios rosados de los Ositos Cariñositos”. Perfecto. Si es especialmente osado, invéntese significados cada vez más ridículos, y vea cuantas personas terminan estando de acuerdo. Cabe mencionar que en los Ositos Cariñositos no hay unicornios rosados, pero nadie le va a preguntar a riesgo de parecer ignorante, Dios no lo permita.

2. Todas esas películas que le gustaron… olvídese de ellas

Realmente importante no mencionar películas dirigidas por Michael Bay o James Cameron, a menos que sea para criticarles algo. Es fácil, Transformers es realmente criticable, y cualquier tipo de tratamiento negativo que usted le de, va a ser bien recibido. A Cameron es más difícil, por lo menos hasta el 2009, año en que le regalo a todos los “conocedores” de cine, Avatar, y les dio una buena razón para criticarle hasta la madre. Use eso y no va a tener ningún problema rompiendo el hielo en cualquier conversación.

3. Si le gusta Adam Sandler, convénzase de que no es cierto

No le puede gustar Adam Sandler. Bajo ninguna circunstancia. Hay solo una película que le puede gustar, protagonizada por este actor, y se llama Punch-Drunk Love y si la menciona, diga que se debe más a la genial dirección de Paul Thomas Anderson, que a la actuación de cualquiera de sus protagonistas.

4. Los “Oscar” no existen

No diga Oscar, u Oscars, u Oscares. Diga: “Premios de la Academia”. Y por ahí derecho, menciónelos solo para decir lo patéticos que son, y como se han visto permeados por el capitalismo de Hollywood. Recuerde, usted solo revisa seriamente los resultados de Cannes y Sundance.

5. Vease “Tree of Life” y esfuércese por gustar de ella

Este es realmente el punto más difícil. Verse Tree of Life ya de por si es una tarea maratónica, que lo deja a uno agotado y no con pocas ganas de chuzarse los ojos. Es que es más fácil leerse el Ulises de James Joyce de una sola sentada, que verse con concentración Tree of Life. Aún así, gano premios en Cannes… entonces toca vérsela e ignorar todo lo que su verdadero gusto le diga acerca de la película. Diga siempre todo lo contrario, si esta “obra” aparece en la conversación.

6. Scorsese es un tema delicado

Eso es todo. Scorsese es un tema delicado. Recuerde esa frase, y en cualquier momento que este director aparezca en la conversación, puede decirla y aparentar ser realmente profundo. No tiene que elaborar el argumento, eso le agregará aún más profundidad.

7. Woody Allen solo existe en Annie Hall

No importa si a usted, como a todos los demás mortales, le gustó Vicky Cristina Barcelona, Midnight in Paris y Match Point. Woody Allen dejo de existir después de Annie Hall. Entonces ni se le ocurra mencionar estas otras películas, o a su director sin estarlo relacionando con Annie Hall para ovacionarlo, o su periodo luego de esto para odiarlo.

8. Reconozca a su público

Aprenda a reconocer entre los “conocedores” auto-proclamados y las personas que realmente saben de cine. Si alguien esta hablando de Kubrick y no acerca de Clockwork Orange, es probable que sepa de cine. Si la película favorita de Scorsese es GoodFellas, es probable que sepa de cine. Las personas que creen saber, siempre saltan a conclusiones, siempre quieren tener la razón y no están abiertas al diálogo acerca de los temas de los que creen tener un conocimiento amplio. Especialmente en este tema, es necesario para poder conocer lo que ofrece el séptimo arte, tener una mente muy abierta, y estar dispuesto a escuchar muchas opiniones y por sobre todas las cosas, verlo todo. La necesidad de verlo todo es lo que acompaña al verdadero cinéfilo, quien no va a dejar de ver Avengers por el simple hecho de que no es “lo suficientemente profunda para el”, y va a sacar tiempo para ver películas domingueras que no lo hagan pensar. Por último, pero no menos importante, el cinéfilo real, es una persona que ve cine porque lo disfruta. Porque puede permear su mundo real por medio de imágenes en una pantalla. La necesidad de parecer más conocedor nunca cruza por su cabeza, y por tanto lo opine o no del tema, depende solo de su propia percepción.

Este es el fin de esta corta lista de acciones que le van a asegurar parecer un “Connoisseur” de la cinemateca universal. Si todavía se siente inseguro o trata con un público aún más fantoche, busque acerca del Cyber Punk Japonés. Con eso ya seguramente tiene realmente para parecer tan payaso como todos los demás.

Disclaimer: no me importa si se ven identificados con lo escrito aquí, tal vez tengan buenas razones para creer que Annie Hall es la única obra de Allen que vale la pena. Pero realmente, lo único que importa es que vean cine. Vean todo lo que quieran, vean películas independientes escocesas si quieren o véanse todas las comedias o dramas románticos en los que decidan actuar Ashton Kutcher y Zac Efron, no importa. El cine, sea cual sea y hecho donde sea, es una de las cosas más hermosas que existen y las personas que lo ven constantemente, se hacen un poco más hermosas también.