Na na na na na na na na na na na na na na na na…

por ddanielbee

De aquí en adelante hay SPOILERS, demasiados, demasiados, demasiados SPOILERS acerca de Batman: The Dark Knight Rises e incluso de las otras 2, entonces, si no se ha visto la película, “keep calm, and walk away”.

_____________________________________________________________

A continuación, una reseña de la tercera y esperemos que última película de Batman por parte de Christopher Nolan. Empecemos por aclarar unas cuantas cosas. Esto es una opinión, muy personal, basada en argumentos que voy a ir enumerando. Si a alguien le dan ganas de venir a quemarme la casa luego de leer, les ruego se las aguanten, y si es totalmente necesario descargarse de alguna manera, háganlo por medio de un largo y amenazador comentario en la parte de abajo. Gracias. Segundo, al decir que espero que esta sea la última película de Batman por Christopher Nolan, no lo hago de manera despectiva. Lo hago porque si hace otra, va a tener que meter a Robin, y ese es el peor personaje de ficción que se ha creado jamás. Además hay algo fundamentalmente sexy acerca de las trilogías, donde la segunda película es la mejor (Empire Strikes Back anyone ?).

Entrando en materia: Batman – The Dark Knight Rises recibe 3/5 en mi calificación. Es imposible hablar de esta película, que marca el final de una era en la historia cinematográfica del hombre oscuro y enmascarado que es Bruce Wayne, sin hablar antes de sus dos predecesoras y sin encontrarnos fácilmente, en una comparación directa con ambas.

La trilogía tuvo un buen comienzo. No fue perfecto, no fue realmente memorable, pero fue bueno (aunque, después de Schwarzenegger como Mr. Freeze, cualquier cosa es buena). Nolan nos mostró una Ciudad Gótica mucho más comparable con la realidad que lo que hizo la mente retorcida de Burton y a un Batman mucho más humano, con motivaciones reales con las cuales cualquier sujeto corriente se podría identificar. De ahí el éxito de esta primera parte. El gran problema de esta primera entrega, fue, y es algo que se va a repetir, que la fuerza de la película recae sobre el personaje de Liam Neeson (Ra’s al Ghul) y no sobre nuestro héroe con problemas, Christian Bale. Batman, tal y como lo plantea Nolan desde la primera película, es un “ser humano”, que se encuentra en una constante agonía debido a un pasado que no puede dejar atrás, y a una naturaleza un tanto filantrópica, pero por encima de todo, su dolor se basa en una oscuridad que lleva por dentro y le da fuego a su heroísmo. Odia profundamente y esa es su motivación. No es un héroe porque quiera ayudar a la gente, lo es porque no encuentra otra salida a lo marchito que esta su “ser”. Ayudar a Gotham es su forma de autoflagelación y eso es lo que lo vuelve realmente un badass, así como a mi otro súper-héroe favorito, Tony Stark, cuya motivación es su propia vanidad descontrolada. Héroes humanos, no hay otra opción que amarlos. El problema de esta figura que nos plantea el director, es que Christian Bale, como actor, nunca logra convencernos del todo de poseer dicha oscuridad y entonces el personaje, que tiene tanto desarrollo conceptual detrás, se queda un poco plano en la entrega real. Liam Neeson y su personaje rescatan la película, y por medio de su relación con el héroe, le dan a este último la fuerza necesaria para que no perdamos interés. En conclusión: buena película debido a un buen villano, 3,5/5.

3 años después, en el 2008, la vida era bella y estaba a punto de volverse aún más bella. The Dark Knight es la “quintessence” (algo así como apoteosis, pero sin los dioses y más bonita la palabra) de las películas de súper héroes. Nadie, jamás, ha hecho nada parecido a lo que hizo Ledger COUGH, Nolan en esta película. Volvemos a la Ciudad Gótica de la Batman Begins, pero tiene un cambio muy leve: The Joker. El personaje que creó Nolan para Heath Ledger, y lo que el actor hizo con esa caracterización, es simplemente sublime. Es perfecto y a partir de aquí se generan una gran cantidad de cosas que hacen de esta, la mejor película de súper héroes jamás hecha. Ciudad Gótica siempre ha sido un espacio surreal. Burton la llevó al extremo de la irrealidad, y Nolan la volvió muy humana, pero en esta versión, “Gotham” recupera parte de su identidad mediante a la relación que hay entre el Joker y el resto de la ciudad. Christian Bale vuelve a hacer lo mismo de siempre (ser un personaje plano), pero al relacionarse con el villano, adquiere mucho más protagonismo. Heath Ledger le da fuerza al héroe, le da sentido a la ciudad, oscurece el tono de la película entera, la vuelve cruda, retorcida pero infinitamente humana y le da a la audiencia una razón para no querer perderse ni el más nimio de los detalles. Arma la película. Él solo. Cualquiera que se oponga a que Heath Ledger es el verdadero protagonista, bien pueda váyase. La segunda entrega de la trilogía de Nolan, es un perfecto ejemplo de que un buen casting te ahorra 10 páginas de guión. Y Ledger simplemente la sacó del estadio. No hay mucho más que decir, el resto de personajes resulta realmente irrelevante al lado del Joker y no importa. Es así de bueno. 5/5

Finalmente, 4 años después y la mayor cantidad de “hype” desde… siempre, The Dark Knight: Rises. 8 años después de los eventos de The Dark Knight, Ciudad Gótica esta en paz, odia a Batman y en los primeros 20 minutos de la película, vemos a un Bruce Wayne roto. Desde ahí empezó mal. El héroe roto? En serio? Es eso lo que va a pasar? Supongo que desde el título se veía venir, pero debo admitir que mantenía un poco de fe en que Nolan no fuera a usar el cliché básico en la vida de absolutamente todos los héroes. No van ni 20 minutos, y ya cualquier persona sabe que, en algún momento alguien va a lograr motivar a Wayne para que vuelva a ser Batman, porque su ciudad lo necesita, y acto seguido le van a partir la mula. Nolan se mete solo en un callejón sin salida en el que no puede pasar absolutamente nada más. Esto nos lleva a otro punto. Las razones por las que Wayne esta roto, son evidentes: ha cumplido su propósito (supuestamente), la ciudad lo detesta, como siempre debió ser y ahora no tiene esa fuente de autoflagelación que necesita para poder sobrevivir el odio que siente por si mismo. Entonces, desprovisto de esta oscuridad, cae en un letargo de 8 años. Pero Bale no logra transmitir esto. Bruce Wayne se ve tan bien como siempre, tal vez un poco más flaco y con un mostacho, pero no hay nada en su mirada o en sus actitudes corporales que nos lleve a pensar que este es un hombre que no tiene ninguna motivación para seguir, incluso en la primera escena de interacción con el personaje de Anne Hathaway (a la que nunca se le refiere directamente como Cat Woman, gracias al cielo), que supuestamente es la primera persona que lo ha visto en años, se muestra completamente tranquilo. Queda claro entonces que el personaje de Batman como tal, es uno de los más grandes problemas que tuve con la película y creo que todo se debe al siguiente punto en la lista, que es el villano.

En las anteriores entregas, la fuerza de Christian Bale venía dada por su dinámica con el villano. Tom Hardy como Bane no es para nada memorable. De hecho, resulta en exceso plano como villano. No tiene personalidad, no ocupa toda la pantalla y toda nuestra mente como audiencia tal como lo hizo el Joker de Heath Ledger y definitivamente no nos presenta constantemente con retos intelectuales como el este. Mientras que la maldad del Joker provenía de su propia demencia, Bane tiene, en todo momento, la actitud y la acción de alguien que esta obedeciendo órdenes. Nunca parece ser realmente la mente maestra detrás de lo que hace, y aunque estoy convencido de que esto es hecho a propósito por Nolan, no creo que haya sido correcta la forma de ejecución. Lo que nos queda es un villano con una sola cara (que no podemos ver nunca por cierto) cuya fuerza radica en darse en la jeta con una gran cantidad de gente y salir ileso. No me parece la gran cosa. La interacción del villano con Batman es igualmente pobre, y se define en dos peleas a puño limpio que se tornan aburridas muy rápidamente. Se podría decir que la existencia de Bane es más relevante cuando no esta en pantalla, ya que ataca constantemente la psiquis de un Bruce Wayne que ya de por si ha perdido gran parte de su capacidad. Aún así, Bane, como villano sucesor del Joker, se queda infinitamente corto y una película de Batman, así la dirija Christopher Nolan, es tan buena como lo sea su villano. Incluso la muerte de Bane es realmente absurda y resulta totalmente olvidable, opuesto completo al caso de la muerte del Joker. Bane es, en todo momento, un matón glorificado. Por ahí me dijeron que es un “torturador de almas”, y que ese es su súper poder: torturar almas. Me parece una teoría bellísima y haría que Bane fuera más interesante, pero lastimosamente, no me la creo. Y tampoco se lo creen los creadores del personaje: http://en.wikipedia.org/wiki/Bane_(comics)

Nota: Bane es un villano MUY interesante en los comics, como se puede ver en su página de Wikipedia. Sus habilidades son un intelecto y fuerza sobrehumanos. El Bane de esta película, no tiene un intelecto sobrehumano y no se menciona el uso de “Venom” en ningún momento, simplemente se dice que su máscara le protege del dolor. Creo que los tubos de la máscara son una adaptación moderna del tubo de la muñeca que le inyecta “Venom” constantemente. Eso suena bien. Pero nadie lo va a saber, y la máscara pierde gran parte de su significado. Lástima.

_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _

El siguiente punto en la lista, es la figura de Batman como un héroe que también puede ser traicionado por el amor. Supongo que tiene mucho sentido, dado el carácter que le imprimió Nolan a toda la saga y sobretodo con el nivel de énfasis que puso sobre Rachel, el amor perdido de Bruce Wayne. De todas maneras, no puedo evitar pensar en lo cliché que resulta todo este tema de la traición por amor. No puedo aceptarlo. Es decir, soy consciente de que encaja perfectamente, más, luego de conocer al Batman de The Dark Knight, me cuesta trabajo aceptar que termine de esa forma. Tal vez es por el hecho de que la oscuridad que se le imprimió el personaje en las primeras dos versiones choca tanto con lo que se presenta en esta tercera, pero me causa demasiados problemas. En fin.

Clichés. Clichés everywhere.

  1. Héroe caído que se levanta porque se da cuenta que lo necesitan de nuevo (cuando la motivación de Batman siempre fue otra).
  2. A héroe le dan en la mula, pero se levanta de nuevo y vuelve más fuerte que nunca por el amor que siente hacia su ciudad (complejo. Batman debía odiar para poder motivarse, debía detestarse a si mismo y de esa forma canalizar su fuerza. Proteger a Ciudad Gótica siempre fue una especie de autoflagelación necesaria, no algo que lo motivara a salir de una prisión de esa manera. Aunque de cierta manera tenga sentido el salvar a la ciudad que lo crucifico, como último acto de redención hacia si mismo. Como dije antes: complejo).
  3. El héroe es traicionado por la mujer que ama.
  4. El héroe “sacrifica” su vida para salvar la de toda la ciudad (lo acababan de hacer en Avengers… hace 2 meses. Y lo hizo Tony Stark, el homólogo de Batman en el universo de Marvel. Incluso era también una bomba nuclear, y Tony Stark salvo al mundo, no solo a Ciudad Gótica)

Por último en la lista de cosas malas, lo más irrelevante de todo: esta Ciudad Gótica esta muy iluminada. Trata algunas de las temáticas más oscuras de la trilogía, y es la que más luz tiene. No podía concentrarme pensando en eso en ocasiones. Y otra cosa irrelevante: las escenas de las peleas son TERRIBLES. Steven Seagal esta riéndose de esa vaina.

Ahora, no todo es malo claramente. y Nolan hace un muy buen trabajo con algunas cosas: la temática de la película, con la que trata de que esta no sea una película de súper héroes, y hasta cierto punto, lo logra. La anarquía social, el poder del dinero, la naturaleza contemplativa del ser humano y el gusto por las banalidades forman parte de la esfera de temas que se manejan, y lo hace de una forma sutil pero efectiva, terminando todo en un bonito mensaje de esperanza en la frase final de Batman: “Cualquiera puede ser Batman”, ergo, cualquiera puede ser un héroe. Cute. La “humanidad” de la película se hace aparente. Pero no puedo ser el único que encuentra que este tipo de mensajes están mandados a recoger, no porque yo sea un fatalista que piensa que la humanidad es mala o algo por el estilo, simplemente pienso que, luego de indagar en la naturaleza humana con el personaje del Joker como lo hizo en la segunda película, Nolan pudo haber armado algo un poco más profundo en el tema psicológico que esta fábula en la que se basa su última película. De todas maneras, es interesante ver este tipo de temáticas incluidas en una película de súper héroes. En el “supporting cast”, Nolan hace un muy buen trabajo. El personaje de Joseph Gordon-Levitt, el policía Blake, que tenía tanto potencial para ser realmente irrelevante, termina siendo bastante decente. Sigue con el tema de la humanidad de Ciudad Gótica de una muy buena manera. Gary Oldman, como siempre, aunque tenga un papel muy pequeño, lo hace realmente bien, al igual que Anne Hathaway, que también tenía bastante potencial para ser terrible, logra no serlo (sin ser realmente buena). Marion Cotillard, en un papel infinitamente pequeño, es perfecta, aunque no tenga ningún impacto real sobre la película más que la adición de otro cliché. La gran escena de destrucción de esta entrega, en mitad del partido de Fútbol Americano, estuvo muy bien. Pudo ser mejor, siento que la inclusión de sonido (la voz de Bane, del alcalde, etc…) le quitaron fuerza. El himno en la voz de ese niño como única pista de sonido, mientras se prepara el ambiente para que todo estalle, y la subsecuente entrada estrepitosa de las explosiones, habría estado bastante bien, pero esto ya es una opinión de forma realmente irrelevante.

Para concluir (TL;DR): The Dark Knight Rises es una buena película de Batman. Pero no es, del todo, una buena película. Especialmente viniendo después de The Dark Knight, que puede separarse enteramente de la linea, e incluso del hecho de ser una película de súper-héroe, y sigue siendo increíble. Se cuenta una historia que debía terminar de alguna manera, y se hace de buena forma. Nolan logra mantener el interés de su audiencia, aunque me haya preguntado constantemente en mitad de la película acerca de la figura de Bane como villano. Siento que más que nunca es cierto que una película de súper-héroes es solo tan buena como lo sea el villano y Bane no es el Joker. No esta ni cerca de serlo. Por tanto The Dark Knight Rises no esta ni cerca del nivel de su predecesora. Nolan nos hizo creer de nuevo en Batman, y por eso tenemos que estarle eternamente agradecidos. Hizo un trabajo fantástico, en todo momento. Aún así, como dije anteriormente: 3/5.

Un abrazo para todos los que se hayan leído esto entero, estuvo como largo.