Maréas D.C

por ddanielbee

Bogotá con mar y otras cosas es una recopilación de escritos, ilustraciones, collages fotográficos y arte en general del autor Manuel Kalmanovitz. Al menos en la teoría. En la práctica resulta un vademecum de sabiduría diaria, un viaje por el zapping de canales de una mente enredada y enmarañada, tal como la del vecino de al lado.

“Creo que el problema está mal planteado. No es una cuestión de encontrar un lugar, porque cuando se habla de ‘lugar’ uno piensa en cosas estáticas. Lo que hay que encontrar es una nueva forma de moverse en el tiempo que sea acorde con las cualidades que uno tiene adentro”

Es una escritura limpia, sencilla y honesta. Especialmente honesta. Uno puede creer todo lo que ahí dice, que la soñadora – soñador está en su plano onírico en este momento, que Bogotá tiene un mar, una playa y palmeras y que los problemas post apocalípticos son menos horda de zombies y más que hacer con tantas gallinas.

“Pero no hay que desfallecer si no se siente haciendo parte de un acorde. Porque las cuerdas solas también suenan muy bonito”

Como un buen gato. Bonito, independiente, que no demanda mucha atención pero que igual puede robarnos horas de apreciarlo perseguir una luz. Así es Bogotá con Mar. No suelo ser de las personas que utilizan la palabra “deberían”, pero habiendo tantas cosas bonitas últimamente en la vida real, no encuentro razón alguna por la cual no coleccionarlas.

Este libro sería una muy buena adición a esa colección.

Y este es un sujeto que todavía no se ha dado cuenta que las cuerdas solas también suenan muy bonito.